Rutinas Muy Efectivas Para Aplicar en Niños de 2 a 5 años

Ser madre es un proceso que nos reta bastante en forma emocional, y hasta físicamente. La paciencia, persistencia y fuerza de voluntad son esenciales para afrontar el día a día con nuestros pequeños.

Sin embargo, hoy en día tenemos a nuestra disposición múltiples opciones de tácticas y hábitos que podemos aplicar para que nuestros niños se conviertan en “personitas” responsables e independientes. Es decir, que ayude a que desde temprana edad (2, 3, 4 años) puedan entender que en la vida es necesario aportar, y que las cosas no nos llegan gratis.

En mi capacidad de madre puedo decir, que muchas prácticas sencillas pueden hacer que los peques se conviertan en ejemplos a seguir.

Te daré 5 rutinas que puede hacer tu niño para ser más independiente. 

Seguramente algunas de ellas ya la estás aplicando, otras pueden ser nuevas para ti.

  • Cepillarse los dientes al levantarse y antes de acostarse: La higiene bucal es tan importante para adultos como para niños. Si tu niño desarrolla el hábito de cepillarse desde muy pequeño, no será un dolor de cabezas mandarlo a cepillar cuando haya crecido más. Además, esto evitará que se le pongan sus dientes amarillos, dado que la primera dentición del bebé tiende a ser más delicada en este aspecto.
  • Ropa sucia al cesto, basura al zafacón: A la hora de que tu pequeño se levante y se haya aseado, procura que siempre lleve la ropa de la noche anterior al cesto de su ropa sucia. Lo mismo con el pañal (en caso de que utilice. Si todavía usa pañal mira estos pasos para que pueda dejarlo), exhórtale llevarlo hasta el zafacón. Esta práctica ayudará a que tu peque aprenda a ser organizado desde muy temprana edad, liberándote de la tarea de tener que hacer esto tú misma una y otra vez mientras le das un sentido de responsabilidad. 
  • Establece una hora para acostar a tu peque. Esto es de suma relevancia, pues si no le creas tu misma una rutina a tu criatura, este será quien te la cree a ti. Los niños tienen tanta energía que pueden durar hasta altas horas de la noche despiertos, aun estando cansados. No seas víctima de esta práctica y acostúmbralo desde muy pequeño a que vaya a su cuna o cama a una hora específica cada día, por ejemplo a las 7:00 o a las 8:00 de la noche. Además, esto también te dará un espacio personal para pasar tiempo con tu pareja, organizar algunas cosas en la casa, trabajar en algún proyecto, leer un libro, etc., antes de irte a dormir.

Control Parental

  • Elige horas específicas para que el niño use dispositivos tecnológicos: En ciertas ocasiones los padres dejamos que nuestros niños utilicen una Tablet o algún artefacto tecnológico para nosotros liberarnos y poder hacer otras cosas, pero ciertamente, es necesario poner un límite de uso diario, por ejemplo una hora al día. Esto es muy importante para que entienda que también debe jugar con sus juguetes, corretear, entre otras cosas. ¡El balance es fundamental!
  • Crea un mantra para tu niño: Desde pequeño, es importante que tu peque se vaya sintiendo empoderado, que trabaje a lo psicológico o espiritual, aun cuando él no está consciente de ello. Para esta práctica, algo que puedes hacer es crear una frase para tu niño, que este diga cada día antes de acostarse y una vez se haya levantado. Frases como: “Soy disciplinado, inteligente y obediente” o “Soy feliz, amado y curioso”. Las combinaciones las puedes elegir tú. Es cuestión de lo que te gustaría que tu niño vaya grabando en su subconsciente y lo vayas trabajando desde que este pueda expresar algunas palabras. Por supuesto que para esta práctica tu niño debe estar hablando ya. En caso de que no sea así, te comparto 7 ideas para ayudar a tu bebé a hablar.
  • Acostúmbralo a llevar su plato hasta el lavavajillas. Este hábito le hará entender a tu peque, que definitivamente debe ser capaz de valerse por sí mismo. Esto no significa que no reciba los mimos de su mami, pero es bueno hacerle comprender lo valioso que es la colaboración en casa. Te puedo asegurar que cuando salga a la vida, serán cosas que hará automáticamente, sin necesidad de pensarlo porque ya lo habrá convertido en un hábito.
  • Siempre debe dar las gracias por lo que recibe: Es un punto que de por sí muchas madres aplicamos, pero que no está de más resaltar en este artículo. Es importante que tu pequeño sea agradecido por las cosas que recibe. Siempre que pases a tu peque un biberón de leche por ejemplo, asegúrate de que diga “gracias”, o cuando le hayas dado su almuerzo. Hay muchas oportunidades durante el día para enseñarlo a ser agradecido.

Por supuesto que estas rutinas las puedes comenzar desde muy temprana edad. Algunas de ellas, como por ejemplo la primera y la segunda, se pueden aplicar en niños de hasta 1 año de edad (desde que empiecen a caminar). Yo lo he hecho con mis niños, y hasta ahora estoy muy orgullosa de los resultados. Son cosas que no tengo que repetirles que hagan, simplemente fluyen.

Desde recién nacidos, los niños son como un lienzo en blanco, puedes pintar lo que quieras en ellos y usar los colores que prefieras. Que le des una buena educación no garantiza el éxito futuro en este aspecto, pero si incrementa los chances de que hayas educado un ser humano ejemplar y listo para enfrentarse a la vida, la cual no es sencilla para ninguno de nosotros.

Si quieres que tu bebé aprenda a dormirse solo, aquí te comparto 5 pasos que pueden serte de utilidad. Si te ha gustado el artículo y sientes que puedes profundizar un poco más con respecto a las rutinas para tu peque, aquí te dejo un ebook que puede ser de gran ayuda.


Entradas Relacionadas

Leer Más
Leer Más
Leer Más

¿Te ha parecido útil esta información? Comparte y permite que otras madres también puedan beneficiarse de ella.

Deja un comentario